Este viernes comienza la entrega de 22 mil 500 canastas familiares en Arica de parte del gobierno regional

Regional 14 de mayo de 2020 Por Editor
Intendente Roberto Erpel dijo que el beneficio llegará a personas que sufrieron el deterioro de su situación económica producto del coronavirus.
Intendente -administrador regionaledit
El administrador regional, Giancarlo Baltolú.

Este viernes 15 de mayo comenzará la entrega a domicilio de 22 mil 500 canastas familiares adquiridas con 900 millones de pesos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, para personas que sufrieron un deterioro en su situación económica producto de la pandemia del coronavirus.

Así lo informó este jueves el intendente Roberto Erpel, quien precisó que esta operación “sin precedentes” en la región, requerirá desarrollar una logística interinstitucional, que estará a cargo del administrador regional, Giancarlo Baltolú. 

El proceso de contacto y coordinación con los beneficiarios, en tanto, es dirigido por la Seremi de Desarrollo Social y Familia y los gobernadores de Arica y Parinacota. 

Además, el intendente agradeció al Consejo Regional por aprobar esta iniciativa que “destinó una cantidad tan importante de recursos regionales para ayuda directa”.

Logística 

El administrador regional, Giancarlo Baltolú, dijo que se espera completar esta operación en un plazo de seis semanas, con una capacidad de entrega promedio de 3.750 canastas por semana. Sin embargo, aclaró que este tiempo estará condicionado por el stock de mercadería de los proveedores.

Indicó que cada canasta tiene un valor de 40 mil pesos e incluye una serie de alimentos de primera necesidad. “Posiblemente en los casos de las familias más complicadas tendremos con llegar con más de una canasta”, observó.

Baltolú explicó que se sectorizó la ciudad de Arica y se recurrió a vehículos del sector público y privado, para que la entrega de mercadería pueda realizarse de la forma más expedita posible. 

“Vamos a llegar con ayuda al 60% más vulnerable del Registro Social de Hogares y también a personas que no son de ese grupo, pero que hoy están en una condición de mayor vulnerabilidad que antes de esta pandemia y del estallido social, debido al deterioro o desaparición de su fuente laboral”.

 Giancarlo Batolú dijo que toda la compra se realizó a proveedores regionales “con el fin de que estos recursos queden en Arica y ayuden también a echar a andar la economía local”.

 

Te puede interesar