Funcionarios del municipio denuncian negligencia y abandono de parte de alcalde y jefaturas ante resultado positivo de COVID-19 de compañera de labores

Regional 31 de mayo de 2020 Por Guillermo Salgado A.
Hoy dio positivo un segundo trabajador de la misma unidad. Aseguran que se les obligó a ir a trabajar desde el lunes 25 de mayo, en la unidad de contabilidad y presupuestos, sin respetar el distanciamiento físico. Fue precisamente en esa unidad donde el jueves pasado una funcionaria dio positivo para COVID19.
MUNIFINAL
Desde el consistorial no se les ha apoyado en la realización del examen PCR

Negligencia y  abandono ante el resultado positivo para Covid-19 de una compañera de trabajo en la unidad de contabilidad y presupuesto de la municipalidad de Arica. Eso es lo que denuncian un grupo de funcionarios tanto de la Dirección de Administración y Finanzas (DAF), y la propia unidad de contabilidad, que tienen sus oficinas en el pasaje Sangra, donde funcionaba antiguamente la Universidad Santo Tomás, oficinas donde -aseguran los denunciantes- trabajan hacinados, sin el distanciamiento físico recomendado por la autoridad sanitaria, ante la pandemia del Coronavirus.

Los hechos

Tal como lo ha mencionado y dado a conocer en más de una oportunidad el alcalde Gerardo Espíndola, la municipalidad de Arica había suspendido la atención presencial del municipio e implementado el teletrabajo. De hecho, en el caso particular de los funcionarios de contabilidad y presupuesto, se les instaló en computadores los software necesarios para trabajar desde sus domicilios e ir solo cuando necesitasen la firma de algún documento particular. Hasta ahí todo bien. 

Sin embargo la situación cambió drásticamente el 20 de mayo, cuando una llamada telefónica, a cada uno de los trabajadores de contabilidad y presupuesto, de parte de la jefa de la unidad, Mery Criales, les informaba que debían presentarse a trabajar desde el lunes 25 de mayo. El argumento, para dicha mediad, era que debía realizar los trámites de pago de remuneraciones, lo que aseguran los denunciantes, podían hacer perfectamente “teletrabajando”.

Ese lunes 25 de mayo, debieron presentarse a sus oficinas. Ese mismo día, una de las funcionarias (que posteriormente dio positivo para COVID-19), comenzó a sentirse mal. “nos comentó que tenía síntomas, similares a los del Coronavirus (…) ese día, incluso, no utilizaba su mascarilla, argumentando que le molestaba al respirar”, sostiene uno de los denunciantes, con quien conversamos como AricaInformativa. 

Tras ello, al día siguiente, martes 26 de mayo, la funcionaria D.B.S se hizo el examen. El miércoles 27, aún sin conocer el resultado del examen, se presentó de igual forma a trabajar, compartiendo oficina directamente con 6 compañeros de trabajo y de manera indirecta con otros 10 trabajadores municipales del DAF de la municipalidad de Arica. 

Dio positivo

El jueves 29, cerca de las 11:15 horas, la funcionaria recibe la llamada donde le mencionan que había dado positivo para COVID-19.

De ahí en adelante, sostienen los denunciantes, han sido abandonados por el municipio, por las jefaturas y el alcalde. “Solo se nos avisó, se nos envió un correo, de parte del jefe del DAF, Christian Díaz, informándonos lo que ya sabíamos y recomendaciones, nada más (…) no hubo una preocupación ni apoyo para hacernos los exámenes, solo se nos mandó a la casa a cumplir cuarentena preventiva”, afirman los trabajadores.  

Revisa aquí el correo: CORREO.pdf

Los denunciantes afirman que, por gestiones de ellos mismos, lograron conseguir hacerse los exámenes, de manera intercalada y por cuenta propia.

De hecho, al cierre de esta edición (21 horas del domingo 31 de mayo),  uno de los trabajadores de dicha repartición y que estuvo en contacto con la persona contagiada al interior del municipio,  de iniciales J.C.S, y quien se hizo el examen de manera particular, por gestiones propias, ajenas al municipio, dio positivo también para COVID-19,

 

Te puede interesar