Anuncian extensión de albergue para personas en situación de calle

Regional 29 de septiembre de 2020 Por Editor
La medida forma parte de la ampliación de funcionamiento de los dispositivos Protege Calle Covid en todo Chile. El recinto del Valle de Azapa continuará abierto hasta fines de noviembre, para proteger a sus residentes durante la pandemia.

“Teníamos frío y nos dieron abrigo. Teníamos hambre y recibimos comida”. Estas palabras son de uno de los 20 residentes del Albergue Protege Calle Emaus en Valle de Azapa, en la Región de Arica y Parinacota, hasta donde llegó el subsecretario de Servicios Sociales, Sebastián Villareal, durante una gira de dos días.

Acompañado por la seremi de Desarrollo Social y Familia, Macarena Vargas, la autoridad anunció la extensión de funcionamiento del dispositivo para personas en situación de calle y entregó Elementos de Protección Personal, entre ellos, recargas de gas, mascarillas, guantes, alcohol gel y jabón líquido.

“Nuestra preocupación es proteger la salud de esta población vulnerable. Por lo mismo, como Gobierno, a través de nuestro Ministerio de Desarrollo Social y Familia, anunciamos la extensión del Plan Invierno, que contempla la ampliación del funcionamiento de los 22 Albergues Protege, entre ellos, este dispositivo que a la fecha ha atendido a 42 personas, principalmente adultos mayores y madres con sus hijos”, señaló el subsecretario. 

En el recinto, sus ocupantes reciben alimentación, higiene, abrigo y atención básica de salud durante las 24 horas del día. A esto, producto de la pandemia, se sumaron el control de síntomas y toma de exámenes de detección de Covid-19. 

El albergue es ejecutado por la Corporación para el Fomento del Desarrollo Comunitario, Educativo, Social y Cultural (COFEDUC), en un convenio que inicialmente duraría 120 días. Sin embargo, con la extensión anunciada por el subsecretario Villarreal, el recinto seguirá funcionado hasta el 30 de noviembre.

“Al final del día, todo el mérito ha sido de quienes residen en este dispositivo. Ustedes han tenido ayuda, pero la decisión de querer y poder salir de la calle y estar aquí en mejores condiciones, con controles de salud y acompañado por buenos compañeros, es de ustedes”, expresó a los residentes.

En esa línea, el subsecretario Villarreal destacó que “esto no lo ha hecho sólo el Estado. Ha habido una disposición de la Iglesia y la sociedad civil, el rubro del turismo de poner a disposición casas de retiro, hoteles y otros establecimientos similares para darles un techo durante esta pandemia a las personas en calle”.

Por su parte, la seremi de Desarrollo Social y Familia de Arica y Parinacota, Macarena Vargas, indicó que “el Presidente Sebastián Piñera nos pidió ocuparnos especialmente de las personas en situación de calle, sobre todo, de las familias con niños y los adultos mayores, porque ellos también se ven afectados con la pandemia. Y aquí les estamos ampliando su estadía en un espacio digno, acogedor, con mucho terreno, para que tengan buena calidad de vida y puedan permanecer de forma preventiva, por su salud, para evitar contagios”.

Plan Invierno

Atendiendo la grave emergencia sanitaria que se aproximaba, el Presidente Sebastián Piñera definió en abril del presente año una reestructuración de los planes destinados a proteger la vida y la salud de las personas en situación de calle. En años anteriores, estos planes estaban destinados a salvaguardar la integridad de las personas en situación de calle durante los meses de invierno para evitar fallecimientos a causa del frío.

Este año, sin embargo, se definió una estrategia destinada además a evitar la propagación de Covid 19 entre población en situación de calle. Entre otras cosas el plan consideró:

-              Adelantar la puesta en marcha del plan de invierno en 1 mes.

-              Iniciar de forma anticipada las Rutas Protege Calle Covid, para entregar alimentos y elementos de protección personal.

-              Ampliar la cantidad de camas disponibles en albergues con mil cupos adicionales. Junto a ello, dividir la capacidad con máximos de 20 personas en cada recinto. Esto implicó llegar a casi duplicar la cantidad de dispositivos llegando a 158.

-              Pasar de la modalidad de atención nocturna a estadía 24/7.

-              Reorientar Código Azul para concentrarse en la atención en ruta y evitar traslados de personas a albergues que se encontraban libres de contagio.

Ante la mantención de las condiciones sanitarias adversas y para mantener el cuidado de las personas en situación de calle, se dispuso la extensión de dispositivos de alojamiento. En total, se dará continuidad a 680 cupos en albergues de tres tipos en el país por un monto de $722 millones.

 

Te puede interesar