Dra. Dora Altbir ofrece clase magistral en inauguración de año académico en la UTA

Regional 06 de junio de 2022 Por Editor
Dra 2

Para la Unesco, las universidades en las próximas décadas debieran consolidar la educación superior como “bien público”, sostenible y capaz de educar en una cultura de la paz. Es la idea con la que inició la clase magistral la Dra. Dora Altbir, académica e investigadora de la Universidad de Santiago de Chile, en la inauguración del año académico de la Universidad de Tarapacá.

La Dra. Altbir indicó que se requiere flexibilidad para generar carreras más pertinentes, ya que la informática y tecnología harán desaparecer muchas carreras tradicionales y que en los nuevos escenarios del mundo, como los generados por la pandemia, es importante formarse en la multidisciplina.

INNOVACIÓN Y DESARROLLO

El tema “Investigación y tecnología: un desafío para las universidades del S.XXI”, tratado por la Premio Nacional de Ciencias Exactas 2019, consideró el origen de cómo se entendía y era vista antes la investigación, cercana a la filosofía y un aporte cultural. El desarrollo del conocimiento considerado como independiente del lugar donde los académicos lo enseñan. Luego, la idea de que no era necesario que los científicos trabajaran en la universidad, fue parte de los postulados de otros científicos, hasta que a partir de 1810, en la Universidad de Berlín surge la necesidad de la unión entre la investigación y la enseñanza superior, modelo que fue útil a otras instituciones universitarias durante muchos años.

Aparecen los conceptos de innovación y desarrollo en América Latina, producto de un trabajo arduo y de alto valor en cuanto a recursos. La competencia en la industria moderna y procesos productivos dinámicos trajo aparejada la innovación, respecto a la cual la científica indicó que en el contexto latinoamericano, Chile ocupa el tercer lugar de investigadores por cada millón de habitantes.

La pregunta es ¿Por qué Latinoamérica no impacta en tecnología? La científica responde que la inversión en ciencia es decreciente o a lo más estable; no existen políticas de largo plazo y hay escasa inversión del sector privado, y que empresarios y académicos hablan diferentes lenguajes, entre otros.

En este escenario, el mayor desafío, señaló Dora Altbir, es “contribuir a que el país y el sector privado asuman que la ciencia es la mejor inversión a largo plazo que se puede realizar”. Para ello el Estado requiere forjar una visión país en ciencia, tecnología e innovación para enfrentar los desafíos del siglo XXI; aumentar el número de investigadores; aumento de la inversión; entender la contribución de la ciencia al desarrollo de forma integral con un marco legal que haga más expedita esta tarea.

DESAFIOS

Para los investigadores los desafíos son prepararse mejor en temas de innovación, adaptarse a nuevos roles, aprender a dialogar con el sector privado, y considerar otros aspectos al aplicar sus resultados de investigación, tales como costo, mercado, valor agregado y escalamiento.

Mientras que de los empresarios se requiere una vinculación con el proceso confiando en las universidades, incorporar más investigadores en las empresas y fortalecer una cultura de capital de riesgo, entre otros.

La Dra. Altbir finalizó su clase magistral, ante un numeroso público en el Aula Magna de la UTA, manifestando que la voluntad de ser parte de esta tarea implica “aportar desde la ciencia al bienestar del país”, de otra forma “nuevamente veremos pasar el desarrollo por el lado”.

Te puede interesar