Quemaduras en incendios: ¿Qué hacer?

Heidi Hevia, académica de Enfermería de la Universidad Andrés Bello

Opinión 27/12/2022 Editor
Heidi Hevia (1)

Las quemaduras causadas por los incendios son un hecho frecuente en la Región de Valparaíso por la distribución geográfica de los cerros, las condiciones climáticas de calor y viento que favorecen su propagación. Se suma a esto la acumulación de basuras y desechos, la escasa educación, y la precariedad de las viviendas en zonas de tomas.

El año 2014, vivimos un gran incendio que causo más de 2 mil 900 viviendas destruidas, 12 mil 500 personas damnificadas y 15 fallecidos. Se crearon centros de acopio, se instaló atención a heridos y vacunaciones en los mismos cerros. Fue una experiencia muy dolorosa, pero también enriquecedora para la comunidad universitaria local, constatamos de cerca el sufrimiento que significa perderlo todo, pero también la tremenda solidaridad que se despliega en momentos de tristeza y que brota de manera espontánea en los chilenos.

Hoy nuevamente estamos afectados por un nuevo incendio que ha afectado a más de 500 viviendas. ¿Qué hacer en caso de quemaduras?: primero se debe aplicar agua fría en la zona afectada, de esta forma se evita la profundización de las quemaduras. No aplicar hielo, puesto que causará vasoconstricción de una zona que está isquémica por la quemadura. No aplicar cremas ungüentos o elementos varios que suelen ser recomendaciones “caseras” que solo van a perjudicar la evolución de la lesión. “Solo aplicar agua”. Se recomienda retirar del cuerpo la ropa quemada suavemente bajo el chorro de agua (por arrastre) con mucho cuidado para no causar más daño o dolor. Luego se debe cubrir con un paño limpio la zona afectada. Inmediatamente debe trasladar a la víctima a un centro asistencial, sin perder tiempo en esta gestión. A la brevedad se requiere administrar analgésico tipo paracetamol si la quemadura no es de vía aérea.

Indispensable es que la primera curación sea realizada en un centro asistencial especializado, que cuente con materiales estériles e insumos de nivel avanzado. Lo que es fundamental, toda vez que esto influirá en la evolución de la quemadura. La elección de un apósito o insumo apropiado permitirá rescatar células esenciales que participan en la reparación de la epidermis como son los queratinocitos. Cuando se quema la piel quedan remanentes de queratinocitos en las glándulas sebáceas, folículo piloso y glándulas sudoríparas, si se protegen adecuadamente los queratinocitos remanentes migrarán desde estos lugares para lograr la epidermización y cierre de la quemadura.

¿Qué hacer después de la curación? No rascarse, dado que es una piel frágil nueva, que fácilmente se puede romper. Por último, aplicar cremas humectantes y proteger la zona afectada de la luz solar, usando bloqueador solar F50.

Lo más visto