Consejos para una alimentación saludable en los primeros años de vida

Dato útil 17 de febrero de 2022 Por Editor
Sugerencias fueron entregadas por la Junji.
IMG_2162

Una alimentación completa y balanceada es clave en los mil primeros días, período que comprende desde la concepción hasta los dos años, ya que es una oportunidad única para que los niños y niñas obtengan beneficios nutricionales e inmunológicos que necesitarán el resto de su vida. Frente al compromiso que tiene la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI) con la primera infancia, entrega recomendaciones a las familias.

En esta etapa, se debe ofrecer verduras y frutas frescas, productos lácteos como leche, yogurt, quesos que contengan bajo contenido en grasa, además de carnes, pollo, pavo, pescado, pan y cereales integrales. En tanto, se sugiere evitar alimentos procesados y reemplazar las bebidas azucaradas por agua. Si tus hijos no están acostumbrados a beber agua puedes saborizarla naturalmente con cáscaras de frutas como limón o con gotitas de jugo de frutas de temporada, como sandía, melón, durazno, etc. 

Al momento de consumir los alimentos, recuerde servir una porción adecuada usando platos pequeños, considerando que la ingesta de alimentos en niños y niñas es menor que los adultos. Prepare un entorno tranquilo y cómodo con horarios establecidos, en la que se comparta y aprendan los modales básicos en la mesa, el uso del tenedor, la cuchara, usar la servilleta, siempre en un ambiente familiar y agradable.

La profesional del programa alimentario de Junji, la nutricionista Melyna Morales explica que - “La hora de la comida debe ser una práctica sensorial única, con un plato colorido, diferentes texturas, olores y sabores que aporten positivamente a la experiencia de aprender a comer con todos los grupos de alimentos, respetar los tiempos de los menores, olvidarse del plato vacío, en la lactancia la leche es a libre demanda y no ofrecer alimentos procesados ya que están directamente relacionados con la obesidad”, señaló.

Rutinas y horarios en las vacaciones

En estas fechas de vacaciones es clave continuar con una rutina con horarios para dormir y despertar, que sean regulares y permitan a los niños y niñas descansar adecuadamente, se recomienda que los niños de hasta dos años duerman entre 11 a 14 horas diarias —incluidas las siestas— mientras que los niños más grandecitos, deben dormir entre 10 a 13 horas. 

¿Cómo asegurarnos de que nuestros hijos e hijas tengan una mejor calidad de sueño? Evita darles alimentos y líquidos en las últimas horas del día, apaga las pantallas al menos dos horas antes de que se tengan que acostar y crea un ambiente calmo en el hogar con luz tenue o música relajante.  

Finalmente, es importante que toda la familia y especialmente niños y niñas realicen actividades al aire libre y que impliquen movimiento, como caminar, correr, saltar, bailar y por supuesto jugar libremente. 

Te puede interesar