Nuevos equipos para Salud Ambiental y Anatomía Patológica

Regional 22 de febrero de 2022 Por guillermo salgado
04 escaner dental centro salud ambiental

La directora subrogante del Servicio de Salud Arica (SSA), Patricia Sanhueza, visitó la unidad de anatomía patológica del Hospital Regional de Arica Dr. Juan Noé y el centro de salud ambiental (CSA), de su dependencia, para verificar la adquisición de equipos clínicos, adquiridos con recursos del Ministerio de Salud, por un valor de más de 278 millones de pesos, lo que tendrá un impacto positivo en la atención de las personas usuarias. 

En anatomía patológica, la autoridad estuvo acompañada por el director del Hospital, Cristian Quispe, por la subdirectora de gestión asistencial del SSA, doctora Bernardita Coublé, y por el jefe de la unidad, doctor Alejandro Ortega. Destacó que fueron invertidos más 165 millones de pesos del Plan Nacional de Cáncer para la compra de dos estufas de secado, un montador automático de láminas, un criostato y un equipo de tinción y montaje de láminas histológicas. Agregó que esta inversión permitirá reforzar la respuesta oportuna en los diagnósticos de cánceres. 

Mientras que en el CSA, la directora (s) estuvo junto a la subdirectora Coublé y a la coordinadora (s) del establecimiento, enfermera Denit Gajardo. Ahí, detalló que fueron destinados más de 112 millones de pesos de la subsecretaría de Salud Pública para la compra de 50 unidades de equipos clínicos entre los que destacaron un electromiógrafo, un escáner y un equipo de radiografía intraorales y un ecógrafo portátil. Enfatizó que estos proyectos permitirán dar una atención más integral y resolutiva a las 13 mil 611 personas usuarias inscritas por la llamada “Ley de Polimetales”.

 Por su parte, el jefe de anatomía patológica explicó que el criostato que es un procesador de muestras de tejido que permite durante una cirugía, en 15 minutos, determinar conductas quirúrgicas del médico. “Es esencial porque así se evita una segunda intervención lo que encarece la prestación de salud y el paciente corre un riesgo de anestesia. Es muy beneficioso para el hospital y para el paciente”, declaró. Destacó, también, que el montador automático cumple con normas de bioseguridad del funcionario, ya que antes se hacía manualmente el montaje de láminas con tejidos, lo que podría permitir la exposición a los solventes y a los reactivos químicos.

Por su parte el director del hospital hizo énfasis que esta inversión va a mejorar los tiempos de respuesta diagnóstica y optimizar las horas disponibles de tecnólogos médicos de la unidad que, con los equipos anteriores, eran usadas en procesos manuales que hoy se automatizan. “Damos gracias al servicio de salud por todo lo que hacen en la reposición de equipos y pensando en el beneficio de los pacientes. El hospital ha dado respuesta, junto con la pandemia, a los usuarios que han tenido que recibir atención temprana por cáncer”, puntualizó. 

La subdirectora de gestión asistencial del SSA valoró la llegada del electromiógrafo al CSA porque permite un examen crítico en términos de la evaluación de un paciente con sospecha de una patología que afecte la transmisión nerviosa periférica, “contar con el equipo aquí nos permite recortar los tiempos para darles las atenciones”. 

Te puede interesar